Toledo es una ciudad medieval perfectamente conservada, ideal para visitar sólo o en pareja pero, ¿qué tal si venimos con niños?, ¿es complicado?

Para empezar, está a menos de una hora de Madrid en tren, por lo que podemos acercarnos en coche, pero también está la opción del tren de alta velocidad (AVE), más divertido para los más pequeños.

No pretendo escribir una guía exaustiva de monumentos y lugares que visitar con niños, tan sólo retazos para que los peques nos acompañen y disfruten, con nosotros.

Un poco (o mucho) de historia

La ciudad tiene más de 2000 años de historia – importante para los imperios de los romanos, visigodos, moros, y en un momento dado, sede del Sacro Imperio Romano Germánico, Carlos V (Carlos I).

Conocida como la ciudad imperial, mucho antes alojó durante siglos a judíos, cristianos y musulmanes, lo que la hizo ganarse el sobrenombre de “la Ciudad de las Tres Culturas“.

Posteriormente, se convirtió en la sede y corte del imperio, y en una de las ciudades más pobladas de España, aunque su traslado a Madrid en 1561 le hizo perder mucho poder político, aunque mantenía su peso religioso.

Esta capital ha pasado por ser el centro político y religioso de un imperio, un referente en  la industrial textil, así como en la sede de la famosa fábrica de armas.

La ciudad de Toledo también es famosa por sus espadas, y los niños pueden visitar las tiendas de espadas para ver las espadas que todavía se hacen a mano.


Destacar que las superproducciones de Hollywood de todos los tiempos como el Cid, Conan el Bárbaro, Blade, el Señor de los Anillos o Juego de Tronos, han utilizado las espadas y armas forjadas a mano por los artesanos de esta ciudad…. Si esto no les gusta a los críos, nada lo hará.


Puertas y Murallas de Toledo

Las Puertas y Murallas de Toledo

Toledo es una gran ciudad para explorar a pie, con puertas medievales, murallas árabes, puentes sobre el río Tajo, calles sinuosas y un gran sentido de la aventura.

La cantidad de puertas y tramos de muralla que visitar es tal, que no intentaré hacer una lista, sólo nombramos algunas, el resto deberá descubrirlas por uno mismo, paseando.

Puerta de Bisagra (Nueva)

Comienza tus exploraciones en la sólida puerta renacentista de la ciudad, flanqueada por dos torres circulares.

La puerta está blasonada con el escudo de armas de Carlos V – el águila de doble cabeza.

Ve hacia el este hasta la Puerta de Alfonso VI, la Antigua Puerta de Bisagra, que originalmente era la puerta principal de la ciudad. La Puerta de Alfonso VI data del siglo X, con un arco de piedra de herradura.

Puerta del Sol

Déjanos proponerte este pequeño recorrido:

  1. Sube la colina hasta la Puerta del Sol, una de las puertas mudéjares más hermosas de España. Construida en el siglo XIV con granito y ladrillo, con arcos de encaje, parapeto almenado y medallón de sol y luna sobre la puerta de herradura.
  2. Miren la peque̱a ventana en el primer juego de arcos Рse usaba para las palomas mensajeras.
  3. El barrio moro estaba situado alrededor de la Puerta del Sol, así que ya que estás allí, detente en la Mezquita del Cristo de la Luz, terminada en el 999 d.C en pleno Califato de Córdoba y recomendada por nuestros amigos de free tour Córdoba.
  4. Desde la Puerta del Sol, continúe por la carretera hasta la Plaza Zocodover.

Consejo: En la Puerta de Alfonso VI, si tiene niños pequeños, tome las largas escaleras mecánicas para subir la colina (se ahorra tener que subir las colinas más empinadas).

Además, en la entrada de las escaleras mecánicas, hay un pequeño parque infantil y bancos. No hay cochecitos en la escalera mecánica, lástima.

Murallas árabes

Los habitantes de Toledo se encontraban a menudo en medio de conflictos, y durante siglos la ciudad fue atacada y asediada rutinariamente por uno u otro pueblo.

A pesar de esto, secciones enteras de las murallas de la ciudad, construidas en el siglo X, están bellamente conservadas.

Rodea la ciudad de las 3 Culturas siguiendo sus murallas:

  • Comienza en la Puerta de Cambrón, entrada al antiguo barrio judío. La puerta era también el lugar de residencia de los guardias. Eche un vistazo a las puertas originales cubiertas de hierro macizo al pasar por la puerta.

Al este de la puerta, camina a lo largo de las viejas murallas, puedes ir hasta la Puerta de Alfonso VI.

  • Los sólidos muros de piedra están puntuados con parapetos redondeados a intervalos regulares, es una imagen medieval inconfundible.
  • La torre cuadrada se remonta a los visigodos, que controlaban la ciudad en esa época.
    Puentes – Toledo es una ciudad situada en lo alto de una colina, rodeada por tres lados por el río Tajo.
  • El río, con sus escarpadas orillas a ambos lados, era una defensa natural para la ciudad, pero los puentes fortificados eran esenciales para la gente que entraba y salía de la ciudad por el este y el oeste.

Puente de Alcántara

Puente de Alcántara

El Puente de Alcántara en el lado este de Toledo es el puente más antiguo, “Al Qantara” significa puente en árabe, pero ha habido puentes en este lugar desde la época romana.

En el lado toledano del río, pase por la torre de la puerta original, ornamentada con el escudo de los Reyes Católicos, sobre el puente peatonal de piedra del otro lado.

Al otro lado del camino verá el Castillo de San Servando, donde según la leyenda, el Cid pasó la noche.

Miren hacia atrás, hacia Toledo, para una súper vista de la fortaleza del Alcázar.

Puente de San Martín

El puente occidental de Toledo, el Puente de San Martín, es una maravilla de construcción del siglo XIV – un sólido puente de piedra con cinco arcos, de más de 40 metros de largo y 27 metros de altura.

Un divertido paseo para llegar al puente podría ser:

  1. Comienza en la Puerta de Cambrón
  2. Camina hacia el oeste a lo largo de la antigua muralla de la ciudad, para obtener grandes vistas del puente sobre el río,
  3. Y luego continúa por el paseo hasta el puente.

Catedral de Santa María de Toledo

La Catedral Primada de Toledo

La Catedral de Toledo (de Santa María), a menudo comparada por su belleza con Notre Dame, no sólo es una de las mayores catedrales góticas de los alrededores, sino que el monumental interior está totalmente cubierto de esculturas, pinturas, tallas, enormes retablos de oro y plata, e iluminado con 750 vidrieras.

Construida entre los siglos XIII y XV, la catedral evoca la opulencia de Toledo, la “Ciudad Imperial”.

El Transparente

Los niños pueden realmente identificarse con este altar barroco de mármol dorado, de varios pisos de altura, y lleno de figuras como María, el niño Jesús, muchos querubines regordetes sonriendo, frotándose las narices, durmiendo (los bebés reales eran ciertamente los modelos para los querubines en el altar).

El Coro

No te pierdas la fila inferior de coros de madera tallada, 54 asientos diferentes, tallados en madera de nogal, cada coro tiene una escena diferente de las batallas entre los Reyes Católicos y los moros de Granada, y los apoyabrazos están decorados con maravillosos animales míticos.

En el centro del coro está la hermosa estatua de María y Jesús.

El Tesoro

Da una vuelta por el tesoro, con exquisitos ejemplos de cruces doradas tachonadas con gemas, un relicario de un barco de vela, y una nave de comunión del siglo XVI que parece una catedral gótica en miniatura, está cubierta de esmeraldas, oro y plata, y pesa cientos de kilos.

La tienda de espadas de Toledo

Visitando una tienda de espadas

Vea la artesanía de la fabricación de espadas en Fabrica Zamorano (Calle de la Ciudad 19, la plaza del Convento Santa Ursula).

Las espadas de tama̱o natural se hacen a mano, templadas y pulidas Рpuedes verlas dando forma a las espadas, con chispas volando y el sonido de los yunques.

Barrio judío (La Judería)

Durante la Edad Media, el barrio judío de Toledo se extendía desde la zona de la Catedral hasta la Puerta de Cambrón.

A pesar de una enorme y prolífica comunidad, con la expulsión de los judíos en 1492, el barrio esencialmente dejó de existir.

En ese momento, las sinagogas se convirtieron en iglesias cristianas, pero hoy en día se pueden visitar dos sinagogas, hermosos ejemplos de la larga historia de los judíos en España.

Sinagoga María la Blanca

El nombre de la sinagoga “María la Blanca” es totalmente apropiado – el interior está lleno de prístinas columnas de herradura blancas, enyesadas y talladas con diseños geométricos.

Sinagoga El Tránsito

Construida por Samuel Levi, tesorero del Rey Don Pedro I, esta sinagoga del siglo XIV se ve bastante sencilla desde el exterior, pero el interior es una mini-Alhambra – techo artesonado tallado a mano, nichos para la Torá, ventanas de celosía con letras árabes (los artesanos musulmanes construyeron la sinagoga) y los Salmos de David en caracteres hebreos en la parte superior.

Junto a la sinagoga se encuentra el Museo Sefardí (Museo Sefardi), con exhibiciones que documentan la historia de los judíos y artefactos antiguos de toda España.

También cerca de la Sinagoga de El Tránsito, hay una pequeña zona de parque con un pequeño patio de recreo para niños pequeños, bancos (traiga un picnic), terraza y vistas del río Tajo.

Casa-Museo de El Greco

Visite esta casa-museo para tener una idea de cómo era la vida a finales del siglo XVI – cocina de azulejos, sala de costura; estudio de pintura, encantador patio interior. (El Greco no vivió en esta casa particular de Toledo, pero el mobiliario da vida a la época en la que pintó).

La mayor parte de la pintura de El Greco no está aquí en Toledo, pero puedes ver su obra maestra, “El entierro del Conde Orgaz” (realmente el Entierro del Señor de Orgaz), en la Iglesia de Santo Tomé.

El Alcázar de Toledo

El Alcázar

Las cuatro torres de este palacio se elevan dramáticamente sobre la ciudad. Construido originalmente en el siglo XIV, su diseño es en su mayor parte renacentista del siglo XVI, aunque ha sido reconstruido, habiendo sido muy dañado en la Guerra Civil Española.

Lo que querrás ver dentro del Alcázar es el Museo del Ejército, una colección de espadas y armas de varias épocas.

Sugerencia: Dé un paseo desde el Alcázar a través del laberinto de calles hasta la Catedral. Pasea por las sinuosas calles empedradas, alineadas a ambos lados con edificios ocres y marrones, decoradas con puertas de madera tachonadas – los siglos pasados están justo delante de ti.

Tren Turístico (Plaza de Zocodover)

Durante la época de los moros, Zocodover era originalmente un mercado de ganado, ahora es una bonita plaza y un buen lugar para relajarse a cualquier hora del día en un café (muy popular entre los locales).

Aquí puedes coger el “ZocoTren” rojo, un pequeño tranvía que va en bucle alrededor de la ciudad, y perfecto si tienes niños pequeños.

Consejo: Consigue gratis mapas turísticos detallados de Toledo en las tres oficinas de turismo de la ciudad. Estos mapas turísticos son geniales, ya que tienen todas las calles marcadas.

De Compras en Toledo

Las espadas de Toledo eran tan apreciadas como los caballos de Andalucía en toda Europa. El damasquinado (metal con incrustaciones de hilo de oro) es una de las artes traídas de Oriente, perfeccionada en esta ciudad.

Las tiendas de espadas están llenas de espadas de todas las formas y tamaños, además de las armaduras medievales, pero recuerda, si vas a volar a casa, la espada tendrá que caber en tu equipaje (esa espada del tamaño de un abrecartas puede ser tu mejor apuesta).

Si puedes permitírtelo, pon una armadura en el pasillo de tu pequeño castillo, porque si, en la ciudad se fabrican las clásicas Armaduras de caballero, y se envían a todo el mundo.

También hay una gran selección de mantones de manila, chales de seda bordados o cajas de esmalte de estilo árabe.

Dulces para los niños

Toledo es especialmente conocida por sus dulces: Busque el mazapán de pasta de almendras, un remanente de los moros, convertido en marquesas, un pastelito de mazapán espolvoreado con azúcar en polvo, pasteles de almendras empinadas con piñones, rellenos o cubiertos de chocolate, etc… creo que los niños podrán comerlo sin quejas.

…o pruebe el ponche toledano, que sólo se encuentran aquí: pastelitos rellenos de mermelada de membrillo y cubiertos de almendras.